sábado, 16 de diciembre de 2017

Tipos de reseñas y cómo nos eligen

Tipos de reseñas y cómo nos eligen - reseñas - libros - leer

Hay muchos tipos de reseñas literarias. Y muchos tipos de reseñadores. Al igual que son infinitos los libros y muchos los géneros y los subgéneros, infinitas las editoriales y muchos los lectores. Cada reseña pretende algo específico, algo diferente. Algunas son meramente descriptivas y más propias de los ensayos o contenidos de carácter sociológico, histórico, psicológico, etc.

Otras corresponden al plano visual, se centran en el cuerpo físico, en el soporte, en la magia de los colores, en el regalo que nos ofrece una buena edición, más allá de la palabra y con la palabra dibujada como protagonista. No podríamos reseñar bien obras de Bárbara Fiore, Edelvives, Nórdica Libros, Zorro Rojo, etc., sin hacer especial hincapié en el deleite de sus imágenes, en la música de sus partituras, hasta en el olor y tacto de sus páginas.

Y están las reseñas emocionales. Son aquellas que se escriben desde el corazón del que las confecciona. Son aquellas que buscan al posible futuro cómplice. Porque sin cómplice no hay reseña que valga. Porque compartir aquello que ha llegado tan hondo es vivirlo de nuevo, vivirlo de verdad.

Lectores hay muchos y no menos reseñadores. Ya ni hablemos de lectores de reseñas. Cada uno de nosotros busca un determinado tipo de invitación, porque no toda nos vale.

Por ejemplo, como enamorada de la literatura infantil y juvenil, de la fantástica, de la filosofía existencialista y de la poesía, sé que para mí estas cuatro expresiones son fracciones de la misma condición humana: pertenecen al enfoque del camino que nos trazamos, desde la infancia, pasando por las preguntas que toda edad conlleva, hasta las posibilidades que nos brinda la imaginación y el futuro. Y si se da en edición ilustrada, es la sensación más elevada que puedo experimentar como lectora.

Me sirven diferentes tipos de reseñas, pero no solo busco las recomendaciones de quienes presentan índices de un cacao mental similar al mío. Necesito ir más allá y sentir lo que han sentido los que han disfrutado de una buena lectura antes que yo. Si no ha pasado por su corazón, por muy buena que sea la reseña, no llega al mío. Lo que no quiere decir que no vaya a leer el libro, sino que la reseña se queda con un cómplice menos. Considero el reseñar por reseñar una pérdida de tiempo, como cualquier otra cosa que se hace mecánicamente, por hacerla, sin ir más lejos. Sé cómo lee mi compañera de blog y cómo busca a sus cómplices y no solo me llega, sino me traspasa y no solo a mí, sino a muchos. Sé qué tipo de libros son los que me buscan como posible reseñadora y sé que no son para el gran público, lo cual no me preocupa, porque sé que un cómplice de verdad vale más que mil lectores aleatorios. Las dos, tanto Marian como yo, reseñamos desde el corazón. Y es un reto muy gratificador y hermoso, que desde aquí animamos a todos a experimentar y compartir. Porque cuando un libro nos elige, no solo nos elige a nosotras, sino sigue la cadena alimenticia. Porque el corazón sí se alimenta de buena literatura y necesita digerir despacio, necesita aprender a cocinar, necesita ofrecer sustento a otros cómplices hambrientos. Para esto sirve leer y reseñar. 


Marieta Pancheva

Imagen: www.pinterest.se

5 comentarios:

  1. A mi personalmente, tus reseñas me parecen de las mejores.
    Llegas a conocer la obra en profundidad y al menos, conmigo, has dado en el clavo. Parece que incluso conoces la obra mejor que el autor.
    Qué tía... :)

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Te referirás a Marian, Verónica, y sí, es una crack con las reseñas. Por eso intentamos potenciar esta línea del blog. Un abrazo y gracias por formar parte de nuestro presente.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos. Creo que hay algo fundamental que las tres apreciamos y que tú, Marieta, traes en este artículo: nos tienen que tocar la cosas, atravesarnos. Entonces es posible hacer algo hermoso sumándole técnica. Pero antes y por delante, eso: que nos toquen.

    Abrazos literarios.

    ResponderEliminar
  4. Frontera Esdrújula
    paso solamente a desearos
    una ¡Feliz NAVIDAD! y
    que 2018 sea una bendición
    para vuestros sueños.

    Besos Navideños.LDV

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseamos, Lirio: unas felices fiestas y que llegues hasta donde te hayas dirigido. Nos vemos por aquí el año que viene. Y antes.
      Dos saludos literarios.

      Eliminar