sábado, 28 de octubre de 2017

El agnosticismo de los cipreses

La noche estrellada - Vincent van Gogh


Recogemos nuestra casita de muñecas.

Entre cipreses que no rezan. 

Entre hojas que mueren sin gesto.

Dejamos huellas en tormento.

En el banco que tanto gustamos.

Y al que ahora tanto dolemos.

Somos palabras entre cruces.

La lluvia sin remedio nos cubre.

Para así humedecernos.

Para seguirnos cavando.

Atrapamos estrellas.

Y cada una sepulta la suya.

En nuestra propia alma.

Bajo el mismo banco.

Para así obligarnos

a volver a velarlas mañana.


Marieta Pancheva

Imagen: Vincent van Gogh, La noche estrellada

2 comentarios: