sábado, 23 de septiembre de 2017

Imagen y semejanza

Imagen y semejanza - Cristal roto - Alberto Racatumba - microcreación


—¡Qué poca puntería!

La palabra, una vez más, había pasado de largo. Quedaba el eco, un agujero negro en medio del silencio.

El corazón, apenas rozado el pecho del último hombre que seguía buscándolo, permanecía mudo.

Lo vio acariciarse el costado, como quien comprueba una cicatriz que continúa latiendo. Sintió su propia mano recorrer el rasguño. Lo vio suspirar y mirarlo fijamente a los ojos, ignorante de que nadie podía conocer su rostro.

—¡Qué poca puntería, Pedro!

Pidió la llave al portero y él mismo cerró la puerta, afligido, afónico, atormentado.

Pedro volvió a guardar el espejo. No podía permitir que siguiera sufriendo. Y no, claro que no era humano. O sí, y sufría igual que su imagen y semejanza.

121



Marieta Pancheva

No hay comentarios:

Publicar un comentario