miércoles, 19 de julio de 2017

Por qué los booktubers (I)


BookTube-booktubers-Marian Ruiz-literatura-leer


Esto es una aventura y tú que escribes, una exploradora. Una exploradora que no habla desde cátedra alguna que no sea esta a la que te tienes colocada tú misma.

Qué tienen los booktubers, te preguntan, por si lo tuyo fuera algún tipo de extraña fijación pre-senil.

Pues mira, ya lo has dicho: eres exploradora. Y filántropa, añado, que yo lo sé, aunque no te guste todo de todo el mundo. Hay cosas de los mayores que sí y cosas de los menores que también. Lo tuyo es explorar a los unos y a los otros, la conciencia y el espíritu del mundo. Cómo es, cómo son, sobre todo los que vienen, que a los que van de salida los tienes más vistos. Una especie de Dora en versión radiográfica.

Tú, amiga mía, que eres muy mayor para los booktubers y una criatura para ciertos mayores, eres también un poco ilusa y tienes la fantástica idea de estar a la distancia justa para tender puentes. No de los de piedra; puentes de simpatía y de palabras entre esas dos generaciones, que tampoco está mal.


BookTube-booktubers-Marian Ruiz-literatura-leer
Tú, en tu salsa.


Entre mayores y menores anda el juego

Una ventaja llevan los mayores: la de que les quiten lo bailao. Se supone que han podido sacar conclusiones, al menos provisionales. Se supone. No que lo hayan hecho. Nada nuevo descubres cuando dices que estamos llenos de mayores adolescentes. O de mayores que han sacado conclusiones definitivas y se han vuelto cínicos del todo; hasta misántropos, como si ponerle fe a esto los hubiera decepcionado y juegan a no querer saber nada de nadie. Un día cualquiera se descolgarán del género humano. Pero tú y yo sabemos que seguirán siendo como la vieja detrás del visillo.  

Los jóvenes tienen sus conclusiones por sacar. Eso mismo les hace ser exploradores y curiosos. Coincidencias felices contigo que escribes, amiga mía.

En cuanto a que son más expansivos que los mayores, la respuesta corta es no. Son expansivos con los suyos, con su tribu. Con otros grupos que no son de su generación, les cuesta. A ti que me quitas el teclado, no te está resultando fácil dar con los de ese nicho al que pertenecen los booktubers, facción literaturadicta y videobloguera de la juventud, envueltos en un follón de tareas y compromisos, veinte mil redes sociales, presentaciones, charlas, requerimientos. Y YouTube, que no sabes tú el curro, a vídeo semanal, con lo que conlleva.


BookTube-booktubers-Marian Ruiz-literatura-leer
Funny YouTube logo - YouTube picture.


Los mayores no les gustan, no son de su tribu, no hablan su lenguaje. Y a ti te miran raro. Tú que te haces con el teclado y usurpas mi voz, eres una señora mayor que si te interesas en ellos es porque vienes a dar lecciones de algo. Fijo. Hay mayores muy ladinos, como si fueran un trasunto de Facebook, que con el riesgo de estar perdiéndose buena parte del pastel se hace con Whatsapp e Instagram y plagia funcionalidades de Snapchat.

Facebook plagia, sí, porque Snapchat no se ha dejado seducir, señores. Snapchat es un superjoven que no admite intrusos. Como decía Virginia Woolf, necesita cuarto propio.

Y ¡tachán! Ahora viene cuando la matan… (SPOILER):

A esta señora que se hace con mi teclado no le interesa capturar booktubers como si fueran pokémons. Le interesa otra cosa. Le interesa que todo dios sepa que estamos en un barco del que nadie puede escapar.



Porque al revés también pasa

A los mayores tampoco les interesan los jóvenes salvo para decir que andan perdidos, que en qué va a terminar esto, que el mundo está cada vez peor (ya lo decían los griegos). Que son acomodaticios. Que no leen.

Ni idea de que existen booktubers que no paran de leer, detalle nimio que debería hacer las delicias de quienes los ignoran.

Los mayores tienen una sospechosa tendencia a dudar de todo, hasta de lo bueno, dices. Coincido contigo. No es que sea malo dudar, que es sanísimo, sino esa actitud narcisista que ve faltas en todo salvo en lo suyo (dirán que en lo suyo, también, pero es postureo; de nadar y guardar la ropa saben un rato). Sé que cuando dices mayores ni siquiera te refieres a los mayores-mayores, sino a los de la medianía, medio resentida también porque se le acabó el tiempo en que triunfaba.


BookTube-booktubers-Marian Ruiz-literatura-leer
Así de sobradetes miran algunos...


Decía Simone Weil que la miseria humana resultaría intolerable si no se hallara diluida en el tiempo.

Yo sé que detectas un problema gordo con ellos y es la pérdida de la ilusión. Su cuna fue la utopía y su tumba está siendo una trilogía nefasta de pesimismo, insatisfacción y resignación. Los mayores son más conscientes de las imperfecciones del mundo, de los avatares por los que ha pasado y de tanto sueño roto. Los jóvenes acaban de aterrizar en él y aún no se han percatado. 

Cosas que arregla el tiempo, dices, pero, en tu opinión, el paso del tiempo debería acarrear más ganancias que pérdidas. El arte en general y la literatura en particular‒ debería hacer que mirásemos al ser humano con otros ojos.

Tú no has querido tener hijos y yo te alabo el gusto, puesto que no has dejado de cuestionarte tu papel en este mundo desastroso que han heredado los hijos de otros, cosa que no hace el viejo que juzga la obra donde los hijos de otros y el suyo propio se manchan las manos.

Tú buscas salvarte de todas esas decepciones y hacer que los de una y otra vertiente trabajen en cuestiones que valgan la pena. A ser posible, juntos (vale, no todo el rato). 

No sé, no sé. Ahora el que duda soy yo.


BookTube-booktubers-Marian Ruiz-literatura-leer


Pero insistes: retrocedes hasta la niña que llevas contigo, curiosa, con iniciativa y con todo el mundo por explorar. La fuerza de la niña es la única que puede con la modorra fatalista de la adulta.

La niña sois vosotros, booktubers.

(Continuará el miércoles 26 de julio)


Marian Ruiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario