sábado, 1 de julio de 2017

Arquitectura de julio

Arquitectura de julio - Marieta Pancheva - microcreación


Julio es el mes en el que más altas vemos las nubes. Las que llevan la lluvia y las que preceden el ocaso.

Julio, nubes: palabras.

Palabras que no nos necesitan porque saben que somos temporales. Palabras que hemos inventado en nuestro afán de creernos con tiempo.

Tiempo suficiente para concebir denominaciones para aquello que está hecho de horas. De horas de buscarnos entre nubes. De dejar que las nubes aniden en nuestros ojos. De no parpadear por miedo a que se escapen. De susurrarles y de volverlas transparentes.

Volvernos transparentes para seguir dibujándolas con la mirada y soñarnos igual de ligeros y libres. De hacernos promesas de otras horas sin tiempo. De llenarlas de colores nuevos cada día.

Porque en realidad no son las nubes las que anidan en nuestros ojos, sino somos nosotros quienes construimos nuestras propias casas en ellas. En otro julio que nos inventa, enumera y empuja. En otro julio que nos denomina arquitectos.


Arquitectura de julio - Marieta Pancheva - microcreación


Marieta Pancheva

No hay comentarios:

Publicar un comentario