miércoles, 3 de mayo de 2017

Casi nos quema, booktubers



Casi nos quema-booktubers-Javier Ruescas-BookTube-Marian Ruiz


A veces se nos calienta la boca… o la pluma, en su defecto. Así andamos: cada día, en remiendos.

La semana pasada Twitter estuvo ardiendo a raíz de un artículo firmado por Julieta Lionetti para el informe anual de la Federación de Gremios de Editores de España

Javier Ruescas lo dijo y lo dice continuamente: la juventud no lee poco, sino todo lo contrario. Para él la pregunta es si leen los adultos, que son quienes se mortifican a base de repetir el tópico cuando, dice, son ellos quienes no leen una m… (ved el vídeo y sus razones para indignarse: ¿qué es ser un buen lector?, ¿cómo se es un buen lector?, ¿qué se debe leer?). 


Casi nos quema-booktubers-Javier Ruescas-BookTube-Marian Ruiz
Foto tomada del blog Papel en blanco, de Sarah Manzano

En resumidas cuentas: la juventud lee, los booktubers leen y sus seguidores leen. Una barbaridad.

Por si no os apetece o no tenéis tiempo de entrar a fondo: los comentarios de que lo hacen por moda, lucen tal o cual aspecto o tienen una determinada puesta en escena abonan buena parte del escrito. No es la primera polémica: cada tanto hay quien los descubre y atiza la mecha, pero sería bueno que esta fuera la última. Se ve que para quienes así se despachan BookTube no es el paraíso que soñaron cuando soñaron que la juventud leía.

Así que leen, sí, y hacen recomendaciones a sus seguidores, de forma alocada a veces, histriónica incluso; otras, de manera dulce y sosegada. Conocen a sus fans, su grado de aceptación y a qué son permeables. 

Quienes no gusten de su desenfado, sus pelos de colores o de que sus barbas recuerden a cierto cantante puede que, además de no ser su público objetivo, olviden que una vez fueron jóvenes.


Casi nos quema-booktubers-BookTube-polémica-Javier Ruescas-Marian Ruiz
Los párrafos de la discordia


El debate es viejo, casi todo lo viejo que es BookTube. Hay quien los ve como a niños que se sientan a la mesa por primera vez, recién bajados de sus tronas y que lo ponen todo perdido. ¡Horror! A alguien le va a tocar limpiar o dejar una buena propina en el restaurante. 

Personalmente aborrezco entrar en diatribas. Rara vez conducen a algo que no sea salvaguardar el propio ego por la vía de pasar a cuchillo al enemigo. No me gusta. Pero sí quiero romper una lanza en favor de los booktubers porque todo esto me recuerda a cuando las chicas se visten como les da la gana y a ciertos primates les parece que van pidiendo guerra… 

En mi modesta opinión: hemos equivocado el asunto.

¿No se trataba de leer?

En el mismo informe se dice, citando a Emilio Lledó, que “somos palabra y somos lenguaje”. ¿Qué sentido tiene colocarse en tribunas desde donde censurar a otros porque leen lo que uno, tal vez, no escogería? O porque llevan tales o cuales pintas...

Aprendemos por imitación y descubrimos quiénes somos cuestionando a quienes imitábamos. Solo después empezamos a ser conscientes de las consecuencias de nuestras elecciones y encauzamos propósitos. Solo después. Antes hay que experimentar, probar, equivocarse (ojalá siempre equivocarse, que rectificar nos vuelve más sabios).

Leer es para disfrutar de lo que otros seres humanos han producido con su talento narrativo, para extractar todo tipo de información escrita, formar el pensamiento discursivo, disponer de argumentos que limen diferencias, descubrir lo igual y lo distinto; para un discurrir, en definitiva, que nos acerque al otro. Sin un dominio alto de la lectura lo tenemos peor. Mucho peor. 


Casi nos quema-booktubers-BookTube- Marian Ruiz
"Es triste ver la cantidad de adultos que frenan el interés lector de un niño por considerar el libro demasiado fácil...".

Leer: ahí es nada. Pero hay que forjar el hábito primero. 

Me recuerdo a mí misma entre tebeos apasionantes de El Llanero Solitario, Red Rider, Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape (entonces no había cómics), e intercambiándolos emocionada con vecinos y amigos; lecturas que no impidieron ni amenazaron todo lo que vino después: cosas sesudas y ligeras, literatura prescrita y literatura libremente escogida.

Con todo aprendí.


Casi nos quema, booktubers- Javier Ruescas- BookTube- Marian Ruiz
¿Habría algo para leer en el mundo después de Agatha Christie...?

Pero sé que de haber nacido veinticinco años después y de tener hoy la edad media de los booktubers soñaría con vivir en Hogwarts, entre magia y escobas voladoras. ¡Y con decirlo a los cuatro vientos! No veo delito en ello.

Robert Sternberg, investigador de la sabiduría, sostiene que ningún padre puede enseñar a su hijo a ser sabio directamente. Lo mejor que puede hacer es proveerle de experiencias vitales que harán que adquiera el conocimiento preciso para las distintas áreas de la vida. Y, por descontado, ser sabio él. Conocemos ese proverbio africano que dice que “para educar a un niño hace falta una tribu entera”. Seamos tribu todos.

Abundando en ello y como declara el Manifiesto por la lectura de la web de la Federación de Editores:

"Una sociedad que exige de sus miembros la “formación a lo largo de la vida” no puede ignorar cuál es la vía privilegiada por la que van a llegar los conocimientos a sus ciudadanos...".

Y Marcel Proust dejó escrito:

"No recibimos la sabiduría, debemos descubrirla nosotros mismos después de un viaje a través de la selva que nadie puede hacer por nosotros, que nadie nos puede ahorrar, porque nuestra propia sabiduría es el punto de vista desde donde finalmente consideramos el mundo".

He vuelto hace bien poco a la literatura juvenil, sobre todo desde que me interesa el mundo BookTube. Hay cosas que me han gustado más que otras, pero me he quitado prejuicios.  

Fuera este tipo de polémicas, por favor, en las que nadie gana. Que de una vez por todas leer signifique acercamiento, escucha, respeto, curiosidad por el mundo, por uno mismo y por los demás, expansión de la inteligencia. 

Pongamos algo de nuestra parte...

Y ya termino. Esto que sigue es una noticia en un diario vasco que también apuesta por la lectura y los booktubers. ¡Booktubers en dos días a doce kilómetros de mi pueblo! Para quien quiera leerla, debajo la tiene traducida:


Casi nos quema, booktubers- BookTube- Marian Ruiz

Casi nos quema-booktubers- BookTube- Marian Ruiz


Marian Ruiz

2 comentarios:

  1. Marian no sabes cómo he disfrutado este post así como el video de Javier Ruescas que has recomendado, y quiero comenzar mi comentario rescatando una frase de este booktuber que me ha encantado: “los jóvenes leen, a pesar del sistema, no gracias al sistema”, me ha parecido genial. Y es que esa mala costumbre de los adultos siempre de criticar a la juventud como si ellos alguna vez no fueron jóvenes también. Ojala estando yo adolescente hubiese existido esta moda, de seguro yo hubiese sido una booktuber más con un cabello rosa recomendando libros e historias. La verdad es que muchas veces leía por obligación, y tal como dice Javier, hasta ni le llegaba a encontrar sentido a los grandes clásicos, cuyas lecturas también estuvieron de moda en su tiempo y que ahora las conocemos como “clásicos”. Los adultos dicen que los jóvenes no leen, sin ni siquiera haberse leído ene cantidad de libros al año, y es que muchos no se acoplan a la diversidad que existe hoy día, a que la información pudo ser exclusiva de unos cuantos hace algunas décadas, pero que en la actualidad, es de todos, y que genial que sean los jóvenes los que lleven la batuta. Cuantos libros me he leído porque mi hija adolescente me los ha recomendado, y la verdad que han sido excelentes recomendaciones.
    Gracias por este gran post.

    ResponderEliminar
  2. Por alguna razón que desconozco se extravió mi respuesta a tu excelente comentario, Eliana.
    Solo puedo estar de acuerdo contigo y reconocer que hubiéramos sido booktubers sin lugar a dudas. Tenemos unos cuantos años más, y aunque de otro modo, el entusiasmo y la pasión siguen intactos. Tendría que estar prohibido (simbólicamente) atentar contra quienes lo sienten y no tienen otra ambición que contagiarlo. Todo lo que se derive de ello aún está por ver.
    Un abrazo, linda, y gracias siempre a ti.

    ResponderEliminar