sábado, 29 de abril de 2017

Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina

 Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina- Marieta Pancheva


Título: Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina
Coordinadoras: Marina Sanfilippo, Helena Guzmán, Ana Zamorano
Editorial: UNED
Colección: Literatura y mujer
Páginas: 296
Fecha publicación: 02/2017
ISBN: 978-84-362-7168-3

Confieso que tengo debilidades, muchas. Y una de ellas son las buenas dobladoras de series o películas, capaces de transportarme allá donde decidan. Me dejo llevar. Cierro los ojos y me dejo llevar.

No sé cuánto tiempo después de ver Las horas seguían resonando en mí las últimas palabras de Virginia Woolf en español. Nunca he sabido el nombre de la mujer que puso la voz en la versión traducida, pero soy capaz de reconocer su timbre, su musicalidad, sus silencios. Recuerdo que me ponía varias veces la película para memorizar sus palabras, sus pausas, su manera de transmitir emociones. Otros escuchan las bandas sonoras de las películas. Yo prefiero la voz que guía.

Lo mismo me ocurrió con la narradora de Mujeres desesperadas. Daba igual de qué fuera el capítulo. Cada principio y cada final era un mapa que me transportaba lejos de donde estaba. Era como ensoñación, pura meditación. Medicina.

Fetichista. Fetichista sin remedio.

Lo reconozco.

De ahí mi sorpresa cuando hace pocas semanas me invitaron a la presentación de un libro. Asistí sin conocer siquiera el título, o si me lo dijeron, ni lo había retenido.

Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina

El título.

Como tantas otras veces, nada ocurría por casualidad. Doscientas noventa y seis páginas sobre la narración oral de las mujeres. Y es cuando me planteé por primera vez si me atraparía por igual la voz de un hombre. Sin pensarlo mucho, contestaría que es probable, que depende de la persona. Y recuerdo que en mi caso fueron mi abuelo y mi padre los que me contaron cuentos. No hubo voz femenina que me narrase en las noches de mi infancia. Y mi memoria no evoca ahora ninguna voz masculina de serie o película que haya causado en mí el mismo efecto que la de las dobladoras arriba señaladas.

 Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina- reseña
Fuente: http://ovejanegra.peru.com

¿Quiénes eran los que contaban los cuentos tradicionales antaño? ¿Quiénes los cuentan ahora? ¿A quiénes cuentan ahora, en esta actualidad nuestra, más virtual que de carne y hueso?

Y leo:

"Es verdad que el derecho a tomar públicamente la palabra es históricamente un privilegio masculino, pero a primera vista el hecho de contar de viva voz parece un territorio en el que las mujeres juegan un papel protagonista, es más, quizá porque la narración oral es un arte o un tipo de comunicación efímeros y carentes de legitimación cultural, las mujeres pueden llegar a ser sus auténticas depositarias”.

El libro que sujeto ofrece las respuestas a si es legítimo hablar de un estilo narrativo oral femenino y cuáles son los rasgos que lo caracterizan, desde las poetas de la época clásica, pasando por la narración revolucionaria de Mujeres desesperadas, hasta las narradoras en la actualidad. Aquellas que son cuerpo y voz. Aquellas que se rinden por completo y nos hacen rendirnos. Por completo.

Las diferentes aportaciones de los especialistas en la materia que recopila este volumen nos hacen cuestionarnos desde cuándo se aborda la oralidad. Resultado de muchas investigaciones y debates académicos en colaboración con distintas asociaciones de narradores y narradoras orales (AEDA; ANIN; MANO), se trata de una reflexión sobre el oficio de la voz femenina, sobre la construcción del personaje escénico y los retos con los que se encuentra la mujer delante de un público que escucha.

Escuchar. Dejarse llevar. Compartir.

Decir la palabra.

Transmitir la palabra.

Ser la palabra.

 Mujeres de palabra: género y narración oral en voz femenina- reseña
Fuente: www.soymimarca.com


Porque la tradición oral es mucho más dinámica que la escrita. Se adapta. Evoluciona según el momento, en cada ocasión precisa. Es hilo invisible que une. Es magia que evoca. Es arte de hacer partícipes.

Es terapia grupal. Para los que escuchan. Para el que se abre y cuenta lo que otros ya han contado. Es recordar lo que otros han vivido. Y pasarlo de nuevo por el corazón.

Es creatividad. Dominio de la lengua, de los recursos comunicativos, imaginación.

¿Cuáles son las estrategias discursivas desde la perspectiva de género? ¿Cuáles son las diferencias entre el habla de los hombres y de las mujeres? ¿Son más propensas estas últimas a la empatía, a establecer vínculos más estrechos con sus interlocutores?

¿Cuál es el verdadero poder de la mujer como narradora oral? ¿Es un personaje? ¿Desde dónde cuenta?

Todas tienen nombre. Todas las que forman parte de este volumen tienen nombre. Y los estudiosos que han hecho posible este trabajo tan necesario. Son muchos e imprescindibles para esta mujer que narra y busca su lugar en el escenario. Sobre este cuerpo que es lo primero que se escucha y es el cuerpo femenino en escena.

Voz.

Mirada.

Memoria.

Cuerpo.


Hay muchas  respuestas ineludibles a muchas preguntas obligatorias en este volumen recién salido que tanto me hace recordar, soñar y oír.


Marieta Pancheva

2 comentarios:

  1. Las mujeres somos narradoras, no nos dejaron escribir durante siglos pero queríamos contar. La voz en la intimidad que nos habla de la vida es de mujer.
    Ahora nos toca escribir, por fin, y poner en papel todo lo que nos silenciaron, y reivindicar como nuestras las palabras que dijeron que no lo eran, y dar nombres escritos a lo que nosotras sabíamos cómo se llamaba, y explicar los hechos desde un torrente nuevo silenciado.
    A quienes escriben, no paréis, es nuestro turno.
    Seguiremos hablando.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Sobra añadir más.
    Un abrazo y gracias por leer esto que tan importante es y a tan poca gente interesa. Aún.

    ResponderEliminar