sábado, 25 de marzo de 2017

Neuronas en espejo

Neuronas en espejo- microcreación- Marieta Pancheva
Grabado: Charo González Parra
Foto: Marieta Pancheva

A veces conseguimos ser inspiración y creatividad al mismo tiempo.

A veces escribimos de manera automática, al igual que de manera automática vivimos. Y desconocemos el porqué de lo escrito.

Somos hemisferios derechos e izquierdos.

Somos pensamientos divergentes, laterales o simplemente pensamientos inadjetivables.

A veces nos perdemos en un lugar exacto entre el estómago, el corazón y el cerebro.

Pero somos inexactos, imperfectos, incapaces de soñar sin prisa.

Somos neuronas espejo. Consecuencias de alguna acción ajena. De un bostezo encadenado. Imitación de vidas transcurridas.

Somos neuronas en espejo.

Espejo de un que creemos necesitar para así creernos existentes. Para jugar a ser dioses. Para crear despacio. Diluviar despacio. Secarnos en otros ojos en sal. Dibujar otras miradas.

Decidirnos libres y marcharnos. Sin mirar atrás. Sin esperar que nos entiendan. 


pq
bd


En el espejo mi corazón está                                                      a la derecha.
En el espejo  tu corazón está                                                      a la derecha.

No, no te miento. Dame la mano. Dibujaré con tu índice.
Dibujaremos tu cuerpo entero. Todas las partes.
Tu rostro antes de irme.

Tienes razón: el espejo es algo frío,
porque es su frialdad la que nos muestra cómo somos.
La que nos permite ir vi- viendo.
La que nos permite des- cubrirnos ante otros ojos.

Ante los tuyos,
los míos antes de irme.

Quiero que me mires.
Quiero que me veas sin tus dedos.
Con las entrañas.

Respira. Respírame desde debajo del
abdomen.
Ensánchame en tus pulmones.
Empaña con mi aliento el espejo.
Vuélvelo caliente.
Vuelve a dibujarte.

Y regálame tu corazón derecho                                            para poder irme.



Marieta Pancheva

No hay comentarios:

Publicar un comentario