miércoles, 16 de noviembre de 2016

Y si fueras yo, ¿qué harías?


Leer, escribir, posts, blog
Yo misma y un fascinante cuadro de Pollock de fondo.

Tengo dieciocho años más que mi compañera de blog. Empiezo a sumar más tiempo vivido que tiempo por vivir y aun así, sigo echando mis redes en aguas de mares nuevos. ¿Un poco loca? Es posible.

Dicen que cuanto más leemos más vivimos. No dicen de escribir, pero me hace ilusión pensar que leer y escribir siguen siendo verbos gemelos. Me gusta escribir y ya iba siendo hora de darme el permiso de hacerlo de manera metódica y de decirlo, que es lo más difícil.

(¿Pero tú no eras decoradora? Era, sí; y como decoradora también fui rara). 

José Saramago escribía para desasosegar. Yo no lo sé. No sé para qué escribo todavía. 

Como juego a que no me voy a morir, leo y escribo quizá para eso, para no morirme, para no morir... de exceso de realidad; o porque no he encontrado otro modo de construirme una vida extra que no me cause problemas. No es demasiado consciente. Se me va la mano, me gusta. Lo del permiso y lo de hacerlo de manera continuada me ha llevado más tiempo. Cuando se me olvida, me recuerdo a mí misma que somos la primera generación en la historia conocida que puede darse el lujo de cambiar de profesión en mitad de la vida

Hay una razón que sí es consciente y es esta: escribo para acercarme a ti. Para conocerte. Para saber si tu pedrada coincide con la mía. En mi círculo próximo hay quien padece de una locura similar a esta mía, pero somos la (rara) excepción. La locura siempre ha sido atributo de minorías.


Leer, escribir, posts, blog


Si no pudiera leer, mi locura alcanzaría cotas de las que no hay retorno posible, porque mi curiosidad es inagotable. ¿Qué sería de mí sin mis descubrimientos, de mí sin el goce de entrar en otros mundos y en otras mentes? 

Pero una cosa es leer y otra, escribir, que es a lo que vengo.

Aun así, me atreveré a hacer un repaso por las voces que se me oponen a esto de escribir y que tratan de disuadirme. Son voces machaconas, muy pesadas:

• ¿No se ha dicho ya todo de todo?

• Demasiados blogs, demasiados libros, demasiada cosa escrita… Y lo peor es que además empieza a haber demasiado malo, más de lo que el planeta puede soportar sin retortijones.

• Los buenos son tan buenos que jamás conseguiremos no ya quedar a su altura, sino ni siquiera muy por debajo.

• Quienes son escritores reconocidos merecen admiración, respeto y consideración. Se bastan y se sobran para decir lo que hay que decir.


Me producen un respetable atragantamiento porque se me contraponen a estas otras:

• ¿Es que aún no has sacado ninguna conclusión de tanta lectura, nada que te impulse a conectar de una vez con tu pasión?

• Es la acción la que te transforma. ¿Cómo te vas a transformar si no te atreves?

• ¿Crees que alguna vez sabrás todo lo que crees que necesitas para lanzarte, para considerar que mereces una oportunidad (o mil)?

• ¿Cómo sabes que no es tu arrogancia travestida de miedo, es decir, la voz del “no” la que te paraliza?


Y otra voz que no es ni buena ni mala sino todo lo contrario me hace la pregunta definitiva:

• ¿Qué es lo peor que puede pasar si te muestras vulnerable?

Me respondo: nada. Peor es la gente canalla, hipócrita, ruidosa, malhumorada, soberbia. Peor es el verano cuando se pasa de los 300, tener insomnio, discutir por discutir, las calles sucias, la sinrazón, las peleas, los fantasmas en la cabeza. Eso sí es peor.

Y para mí, ya que lo pregunto, lo peor es no gustar, que no me quieran (que no me quieras) si me expongo tal cual soy.  


Leer, escribir, posts, blog
Esta es la cara que se me queda cuando  creo
que no me vas a querer.

En serio: escribo seguramente para indagar en quién soy, para saber qué doy de sí, para hacer práctica de lo que predico (ser mayor no implica renunciar a lo que corre por dentro), para no equivocarme conmigo. Y para que no te equivoques tú. Porque me parece sano aprender a ver la vieja tierra con ojos nuevos, ver puertas donde antes solo había muros.

Porque las tierras son las de siempre. 

Somos nosotros quienes hemos de ver distinto.

Y escribo para permitirme el error o el desvarío, que es el modo más cercano y funcional de quererme. De paso dejo de presionarte con la cantinela de que eres tú quien me ha de querer.


Leer, escribir, posts, blog



Además: querer y gustar no es lo mismo. A veces oigo comentarios de los que hago verdades universales y los adoro como a dioses salidos de mis manos, sin pensar que a lo mejor con un poco de agua se deshacen. Conviene hacerles la prueba del algodón. 

Ahí voy.

Para ello te pido, si no es mucho pedir, que me digas qué te gusta y qué no de lo que ves por aquí, honestamente, sin adulación, porque también nosotras hacemos un ejercicio de libertad. Y también nuestras conclusiones son provisionales; siempre, provisionales. Sabemos perfectamente que esto es un proceso y que los procesos humanos son así:



Leer, escribir, posts, blog
Radiografía de un proceso humano.

Puedes contarme, por ejemplo, cómo vamos de tamaño: 


  • ¿Qué tal este? ¿Has llegado hasta aquí indemne? (¡Enhorabuena!).
  • ¿Qué hay de los contenidos? ¿Son claros? ¿Te van más los poéticos o los prosaicos?
  • ¿Te gusta escribir además de leer?
  • Si escribes, ¿qué te resulta más costoso? 

Tómatelo como lo que son: ¡ganas de hablar contigo!



Leer, escribir, posts, blog



En el último episodio de Juego de Tronos un personaje le dice a otro: “Se trata de aprender a responder a nuestras plegarias nosotros mismos”, pero me digo: ¿se puede entender un grano de arena sin todos los que forman la playa?

¿Qué hago yo, qué hacemos nosotras sin ti? 

Porque, sin ti, no hay blog.


Marian Ruiz 

26 comentarios:

  1. Hola querida, le has dado en el clavo para mi. Amo escribir, es algo que siempre me ha gustado, y amo leer, hábito que me inculcó mi madre desde pequeña... así que ya hay dos cosas en las que coincidimos... y es hermoso coincidir en este mundo con personas que son similares.... "Andabamos sin buscarnos pero sabiendo que andabamos para encontrarnos" dijo un gran escritor que admiro mucho... Mi querido y amado Julio Cortázar...
    Aquí estoy entonces, acompañándote en este camino y esperando empeazr una linda coincidencia... Besos!!!

    https://vuelagabiotablog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Gabita-Gabiota! Qué feliz encuentro. Andábamos, sí, como dice Cortázar, sin buscarnos, pero sabiendo algo. Nos daremos feedback, que es como crecemos. Acabo de pasarme también por tu blog y algo te he dejado. Un abrazo y ¡vuela! (Escribe Marian).

      Eliminar
  2. Ya que me preguntas... ¡aquí va la respuesta! Me gusta lo que acabo de leer. ¿Y qué es lo que más me gusta? El desnudo del alma (quizás porque yo misma no sepa hacerlo). A parte de eso, me has sacado una sonrisa con la foto del gatito. La sinceridad.. el lado humano de este mundo robotizado. ¡Me encanta! A mi me gusta leer (no tengo tiempo) y también me gusta escribir. Me gustaría escribir mi biografía por estas tierras del caballero andante, pero no logro hacerlo (porque no tengo tiempo). Así es... pero supongo que un día lo encontraré y me resultará divertido contar histórias, penas, alegrías, tanta gente increíble! Todo llega. ¡Caminemos! Que el camino se hace al pasar.

    ResponderEliminar
  3. Mira dónde y mira por dónde, Manu. Inesperada y bienvenida. Gracias por ponerte, por decirte. Sé que cuesta y que cuesta más cuando no se acostumbra, pero no sabes lo goloso que es para quien escribe. Ahora que mencionas escribir: alguna entrada haremos acerca cómo abordar la propia biografía. ¡Seguro que entonces te animas! Entre tanto, caminemos, amiga, y sigue viniendo por aquí. ¡Abrazote y hasta muy pronto!

    ResponderEliminar
  4. Creo que todos tenemos algo que contar y que si escribimos es por que nos gusta saber de otras personas y darnos cuenta que nuestras historias pueden ser parecidas o nos podemos ver reflejados en lo que cuentan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos que algo que contar, cierto, y no hay como tener a quien, nada como saber que le hacen saltar de alegría las mismas cosas o parecidas y que no tiene reservas en decírtelo. En realidad no hay como coincidir y compartir. ¡Saludos, Amparo!

      Eliminar
  5. Y¿Qué hay de malo en empezar algo nuevo? ¿qué empeño tenemos de decidir lo que está bien y mal y cuando es mejor y/o peor ?
    Creo que todos tenemos algo que contar y algo que aportar. La buena noticia de Internet es que rompe fronteras y puedes encontrar a personas que de ninguna otra manera podrías conocer o conectar.

    Pienso que eres una persona valiente con un alma que tiene que mucho que contar. Creo que escribir poesía entre tus líneas, que sabes jugar con las palabras y enamorar cada párrafo.
    ¿Lo que más me ha gustado? La radiografía de los procesos humanos (y el gatito...me encanta el gatito)
    Me alegro de que hayas roto la barrera del NO y te hayas lanzado a escribir y a darte a conocer.
    Te deseo mucha suerte en tu andadura cono tu blog, compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pilar: mi sensación contigo es de ligereza, de que te estás dando permisos que yo tardé tiempo en darme. ¡Eso es una celebración! Ojalá sea cada vez más fácil vivir sin trabas. Te gustaron el gatito (por eso lo escogí ;) ) y el garabato (creo que es representativo de cómo nos lo hacemos los humanos, sí; quizá seas la única que se libra...). Gracias por pasarte por aquí y por cada una de tus palabras, ¡triatlonera!

      Eliminar
  6. Marian sin un lector no hay un escritor, sin inspiración no hay escrito, y sin ser realmente tú la que escribes no habrá valido la pena cada palabra plasmada, la autenticidad de un escrito es precisamente esa la que delata al escritor detrás de sus letras, yo no sé en realidad qué buscas cuando escribes, pero a mí me encanta leerte, porque tu discurso tan bien estructurado, tus oraciones tan bien entonadas buscan transmitir justo lo que sale dentro de ti y eso es lo que llega. Por supuesto que hay personas a las que no les vamos a gustar, a mi por ejemplo me han dicho que soy cursi, y hay otras personas que tienen una opinión totalmente distinta, solo te puedo decir que escribas para no dejarle al alma tanto peso, y verás que vendrán a ti personas que justo están buscando lo mismo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. A quienes dicen que solo escriben para sí mismos e insisten en que les da igual si les leen, les preguntaría que por qué publican. Otra cosa es "escribo lo que me gusta con la ilusión de que aparezcan quienes se enamorarán de lo que cuento como me he enamorado yo de eso que quiero contar, transmitir y así establecer conexiones". En nuestro caso, Eliana, y hablo por las dos que formamos Frontera Esdrújula -y ya que tan amablemente lo preguntas-, buscamos eso que tú has visto: que quien nos lee descubra la magia de las palabras, la belleza de una frase bien construida, su ritmo, su equilibrio, todo lo que las palabras pueden hacer por nosotros si se lo permitimos. Además del compromiso que implica lo escrito, como tú sabes. Buscamos, además, ofrecer nuestros servicios editoriales a quien pueda tener necesidad de ellos, aunque lo hacemos de manera indirecta, si me apuras. Hay muchos blogs de lengua, literatura, marketing, y muy buenos. Estamos buscando esa brechita desde la que crecer y desarrollarnos y abrirnos hueco. Esa es mi/nuestra pedrada, Eliana, amiga.

    ¡Gracias por visitarnos! Otro abrazo sale volando para ti.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Mariam!
    Muy buena escritura.
    Me parece interesante y valiente por tu parte que haya cambiado de profesión, nunca es tarde para ello. Creo que tienes una facilidad para escribir que muchos no tenemos y te felicito por ello.
    Te aconsejo que definas a quién escribes (tu cliente ideal), así sabrás conectar con él con tus textos, hablaras de aquello que le preocupa a esta persona, y encontrará en ti a alguien que le apoye en sus preocupaciones. Incluso, te facilitará más aún la tarea de ponerte a escribir, aunque para ti eso no tiene muchas dificultades :)
    Espero que os vaya muy bien en vuestra andadura como bloggers.
    Mucha fuerza y ánimos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Marta! (Marian al aparato):

    Coincido contigo en que nunca es tarde y en que hacerlo implica una valentía que tenemos y que no siempre sabemos que tenemos.
    ¿Quién es mi/nuestro cliente ideal? Te lo digo: lector, profesional del magisterio, del coaching o de la abogacía (campos que, por mi experiencia, piden tratamiento de textos y correcciones como agua de mayo); una persona, en general, más lectora que escritora y con curiosidad por sacarle al idioma el mejor rendimiento. También personal editorial y escritores en ciernes para informes y reseñas.
    Nos resulta dificultoso acceder a ese tipo de público (sobre todo del mundo del coaching, que quizá está en las redes con intereses más específicos y relativos a su desempeño y cuyos éxitos profesionales les avalan ("¡cómo!, ¿que yo escribo mal, que cometo errores, que no soy claro? Lo dirás tú porque ¡voy como un tiro!"). En fin. Es un ejemplo.

    ¿Cómo acceder a sectores necesitados y despreocupados e inconscientes de sus carencias? Pero... ¡lo descubriremos! ;)

    Gracias por tus palabras, estimulantes y alentadoras, Marta. Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  10. Yo me considero una escritora en experimento, escribir para mi es arte y este arte hace que nos mostremos tal como somos. Muchas veces por miedo a el que dirán no iniciamos un proyecto nuevo en nuestras vida, pero al final cuando no expresamos aquellas cosas que debemos de expresar que mal la pasamos.
    Ha sido un placer leer este post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alexa: mira por dónde, aquí tienes a otras dos experimentando y descubriéndose en ese ejercicio "de libertad", como queda señalado en el post. Muy agradecidas por tu comentario, con el que no podemos estar más de acuerdo. ¡Gracias, linda! El placer ha sido mutuo. Saludos cariñosos.

      Eliminar
  11. Coincido con Asimov y Bukowski.
    Escribir por el placer de escribir. Es vital.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro placer recibirte en nuestra casa, Verónica. Sabes que tienes nuestra admiración y que compartimos placeres.

      Saludos afectuosos.

      Eliminar
  12. Me encanto leerte! Con toda sinceridad! Y como que entre lo que te gusta leer esta mi mente! Mira que he lidiado exactamente con los mismos pensamientos! "¿No se ha dicho ya todo de todo?•Demasiados blogs, demasiados libros, demasiada cosa escrita… Y lo peor es que además empieza a haber demasiado malo, más de lo que el planeta puede soportar sin retortijones.• Los buenos son tan buenos que jamás conseguiremos no ya quedar a su altura, sino ni siquiera muy por debajo.• Quienes son escritores reconocidos merecen admiración, respeto y consideración. Se bastan y se sobran para decir lo que hay que decir." Te lo prometo! Los mismitos! Pero aquí estamos, leyendo y escribiendo las dos y te deseo todo lo mejor. Ah y me hiciste reir mucho con la realidad de que "peor es el verano cuando se pasa de los 30". Muchos saludos y exitos! Y ya comenzaste, asi que ahora no se vale parar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué feliz coincidencia de pensamientos, Carmen. No nos pasará solo a nosotras y es bueno expresarlo, porque así lanzamos un aviso al resto de navegantes, es decir, que esas fluctuaciones y pensamientos contrarios son normales y que el verdadero éxito está en reivindicar la propia voz (esmerándose en qué y cómo decir) y en perseverar. ¡No vale parar, no, Carmen, parar no es una opción! Gracias por tu visita. Besos para ti y para tu bebé.

      Eliminar
  13. Guapa, no es fácil dar el paso a la escritura, aunque todos escribimos en mayor o menor medida, nos guste o no. Sin embargo, decir que eres escritora o blogger es un paso que cuesta dar porque significa que sabes más, que eres buena en lo que haces y que de alguna manera llegas, así sea a una persona, con tu mensaje. Que es lo que a la final buscamos con un blog.

    Buscar aprobación o gustar a todo el mundo es un gasto de energía innecesario, porque lo más importante es gustarte a ti misma, ser honesta contigo y fiel a ti es lo que marcará la diferencia de ser un referente o ser una más en esta playa llena de arena ;)

    Un abrazo guapa y a seguir escribiendo, la única manera de hacerlo bien es continuar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Diana: obvio que la coherencia ha de estar como premisa, que ha de ser el "photocall" de cualquier desempeño y ojalá fuera siempre así. Escribimos lo que nos gusta y porque nos gusta, aquello con lo que nos sentimos identificadas, y porque además en el decir/escribir nos vamos construyendo y creciendo.

      No tratamos de gustar a todo el mundo, ni mucho menos (¡tremenda liberación!) sino de saber qué textos gustan más a unas personas o a otras de los distintos apartados que tenemos en el blog, por ejemplo. Curiosamente, nadie ha respondido aún a las preguntas que hice al final del post. Divertido, ¿no? ;).

      Y eso que agradecemos todos y cada uno de los testimonios en lo que vale. Por supuesto, este tuyo, bella Diana. ¡Un abrazo, maestra!

      Eliminar
  14. Hola! Te animo a seguir escribiendo. Siempre he sido una gran lectora (excepto de niña que lo odiaba) pero hasta hace no tanto, descubrí en la escritura una gran terapia además de un gran placer.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda: muchas gracias por tus ánimos. Lo cierto es que cuando descubres lo que las palabras pueden hacer por ti todo se ensancha. Desde ellas construimos el mundo. Celebro compartir contigo este gusto. ¡Otro abrazo que te va de vuelta!

      Eliminar
  15. Mi querida Marian,

    Siempre que tú conozcas tus motivos para seguir escribiendo y para ti siga teniendo un sentido hacerlo, todo está bien.

    Hoy voy a tomar prestadas unas palabras de Diana que en su momento se me quedaron bien grabadas y que hoy me apetece compartir contigo "lo que no hay en Internet es alguien como tú".

    Tienes el don de acariciar y de transmitir a través de tus palabras y, siempre que quieras mostrar y compartir esta parte de ti, nos regalas un pedacito de Marian, una parte de ti muy auténtica, honesta y sincera.

    Personalmente, me da igual los años que tengas. Quiero seguir descubriendo a la persona que está ahí detrás porque tal vez a través de ella yo pueda conectar de algún modo a través de la distancia y acompañarte en esto del autoconocimiento.

    Sigue adelante, Marian. Y vuela, vuelta alto. PUEDES.

    Un fuerte abrazo!

    Ali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Alicia:

      Si por algo menciono mi edad es porque me recuerdo a mí misma que es ahora o nunca. Porque tener más años si no es para ser más consciente de que el tiempo es limitado (y de que eso mismo es un regalo) y si no es para ser más responsable y valiente, ¿para qué?

      Hay mucha complicidad en tus palabras, Ali, y siento que estamos muy próximas, tanto en el tiempo como en el espacio. Créeme que te las agradezco en lo que valen. Tampoco internet tiene a nadie como tú.
      ¡Volemos!

      Abrazos desde la hoguera.

      Eliminar
  16. Acostumbrada a leer y a escribir (contenidos técnicos), tu post me ha parecido interesante y muy sincero.

    Cada cual es muy libre de hacer lo que le apetezca, si te gusta escribir, adelante!!!! No te frenes por lo que digan, la gente opina siempre.

    Si te leen, escribe!!! Yo leía, pero pasé de leer por puro placer, pero las circunstancias me han llevado a leer por obligación, aunque me consuela disfrutar escribiendo contenidos.

    Sigue y no te pares.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Adela-Emilia: viniendo de alguien que es, por lo que veo de tu perfil, pata negra en el océano inabordable de la blogosfera, tus palabras tienen mucho valor. Este equipo (Marieta y Marian; escribe Marian), que apenas es un bebito de cuatro meses, busca eso: que le lean. Y trata de buscarse las mañas entre lo que le gusta y espera que guste igualmente a quien está del otro lado, cosa que mientras el otro lado no se retrate... nunca se sabe.

    ¡Gracias por tu visita, por tu ánimo y más de lo mismo que te va de vuelta!

    ResponderEliminar